Paula Martín-Ferro

Paula Martín-Ferro

Desde muy pequeña, Paula supo que quería dedicarse al arte. Lo que comenzó como un hobbie, haciendo vídeos para amigos y familia, hoy es el principio de una carrera prometedora. “He encontrado mi sitio en el cine y en la vida”, es lo que sintió al rodar su primer cortometraje “Berlín”. “Berlín” es también  el nombre de su perro, al que echa de menos todos los días, a él y bañarse en el mar. Igual por eso cayó rendida ante los encantos de Jean Reno cuando vio “El Gran Azul”. Preferiría pelear contra un pato del tamaño de un caballo que contra 30 caballos del tamaño de un pato y recientemente, en un acto de heroicidad, le salvó la vida a un ratón sobornando a su gata.  Su relación con el ajo: amor a primera vista.