06 abril 2016

Guía_San Sebastián:2016

Mox Amo

Mox Amo

Este año el Día C vuelve a San Sebastián y nos encanta porque es la ciudad más bonita del mundo (y punto).

Además de esto, es uno de los mejores sitios para comer, por lo que le preguntamos a nuestro agente local infiltrado (mejor sherpa de pintxos no hay en la ciudad) cuáles son los mejores sitios para comer este año.

Después de invitarle a siete gintonics, estas son sus recomendaciones:


Captura de pantalla 2016-04-06 a las 11.43.50

La zona más caliente para comer es la calle 31 de Agosto en el Casco Viejo (también llamado Lo Viejo), con un triángulo de bares infalibles a la altura de la Plaza de la Trinidad que concentra algunos de los mejores bares de pintxos (además de su emblemático frontón).

Nuestro plan para el mediodía del sábado será arrasar por los siguientes locales:

A FUEGO NEGRO: A la vanguardia de los nuevos bares de pintxos, AFN acaba de reabrir con una flamante nueva gráfica a cargo del estudio bilbaíno Kaikoo. Aparte de tener la mejor tortilla de patatas de la ciudad, celebran sus diez primaveras con una propuesta ordenada cronológicamente de los pintxos más top de la primera década del garito. AFN se ha hecho famoso también por los vermús marchosos de los domingos, con sesión de dj incluída.

TXULETAAdemás de una carne de diez, el Txuleta tiene un arma secreta: Ander, el parrillero, ha sido campeón de España de parrilla dos años consecutivos. Aparte de sus txuletas, son muy recomendables las raciones de croquetas de txuleta.

GANDARIAS: Gandarias tiene una estupenda barra de pintxos, pero entre todos ellos destaca, sin lugar a dudas, la brocheta de pato, que sí que hay que pedirlo porque va a la brasa.

Captura de pantalla 2016-04-06 a las 12.38.05

LA CUEVA: De este pequeño restaurante con más de 50 años de experiencia (y regentado por la misma familia que lo fundó) no podemos dejar de recomendar la ración de txampiñones.

LA VIÑA: En el restaurante La Viña tienen la mejor tarta de queso del mundo. Una tarta de queso que merece ir de rodillas hasta San Sebastián. Una tarta de queso en la que te quedarías a vivir. Nada que ver con el estilo NY cheesecake. Esta tarta de queso desprende dignidad y tradición a raudales.

Te apuntas?